¿Cómo iluminar parques y jardines?

Publicado por: María Inés Bedogni En: Noticias En: Comentario: 0 Golpear: 254

Si te gusta el paisajismo, probablemente te hayas preguntado alguna vez cómo diseñar un jardín, ya que un buen espacio exterior proporciona múltiples satisfacciones en los hogares. 

Ahora… ¿Cómo imaginé mi jardín?

Ciertamente hay un aspecto muy importante que debemos tener en cuenta, al momento de diseñar nuestro jardín, y ese es la iluminación. Ella es la encargada de lucir los más deslumbrantes efectos en nuestro espacio exterior: contrastes, ilusiones ópticas, efectos escenográficos…

Es importante que pensemos bien en cuál será nuestro objetivo al iluminar el jardín. Puede ser que sólo se quiera alcanzar una iluminación ambiental suave, que cree una atmósfera romántica de la que disfrutaremos al pasear durante la noche. O, es posible que busquemos una iluminación más audaz y moderna, con diferentes colores que nos den un gran escenario para realizar nuestras reuniones nocturnas del fin de semana.

Aunque, también es posible que sólo busquemos colocar luces que delimiten los senderos por los que vamos a transitar y, a lo sumo, pensemos en agregar uno o dos proyectores de luces adicionales que destaquen algún elemento clave de nuestro parque como una escultura, un estanque, un árbol, o un simple asiento. 

Algunas estrategias para tener en cuenta en el proyecto de iluminación

Uno de los mejores consejos para iluminar el jardín es incluir un par de estilos diferentes dentro del tipo de iluminación que hemos elegido. Demasiadas luces que parecen exactamente iguales pueden terminar siendo monótonas y poco estéticas, hasta llegar a aburrir a un peatón o visitante. 

Podríamos considerar pequeñas luces para delimitar un camino, focos para resaltar la belleza de un césped recién cortado, luces empotradas para las escaleras, focos suaves para llamar la atención hacia una estatua o fuente y luces de colores para agregar dimensión y riqueza al paisaje nocturno.

Otro pequeño (pero muy útil) consejo es que si estamos poniendo las luces a lo largo de un sendero, deberíamos evitar mucha simetría. Es decir, colocar las fuentes lumínicas a intervalos iguales, tanto de un lado como del otro. Esto puede provocar un efecto de pista de avión que seguramente no es lo que buscamos. Por el contrario, podemos escalonar las luces, buscando puntos que parezcan más naturales, desordenados y a la vez estéticos a la vista del observador.

Evitá la contaminación lumínica

La contaminación lumínica se refiere a un uso excesivo de luces brillantes que pueden perturbar el ambiente nocturno u a otras personas. Una forma excelente de evitar este problema es emplear iluminación descendente, es decir, cuando las luces se colocan en lugares altos (sobre postes o árboles) y están inclinadas hacia abajo. Esta forma de colocación proporciona luz donde realmente se necesita, como los caminos y pasos, pero también preserva la oscuridad del cielo nocturno. La iluminación hacia abajo también es estéticamente más atractiva, creando variedad y dimensión en el paisaje del jardín.

__________________________________

A quienes amamos el jardín, nos gusta disfrutarlo incluso después de que el sol se oculte. Si te gusta hacer fiestas de noche, organizar cenas elegantes, o simplemente dar un paseo por los senderos al anochecer, iluminar el jardín se convertirá en una prioridad.

Concluyo este artículo con una frase que me identifica hace ya más de 29 años en mi profesión, y que a mi criterio sintetiza lo que es la iluminación.

“La iluminación correctamente planificada es la encargada de llevar una obra a su máximo apogeo… o de dejarla pasar desapercibida”.   

Dis. María Inés Bedogni

Interiorista – Paisajista – Light Designer

                                                                        DPTO. ILUMINACION ELECTROALEM

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre